Monthly Archives:

septiembre 2018

¿Qué me pongo para una sesión de fotos?

Creo que esta es la gran pregunta antes de una sesión de fotos: ¿¿¿y qué me pongo??? Yo no soy tú y no estoy en tu casa con el armario abierto mirando todas tus prendas de ropa para decidir, pero sí puedo darte algunas pautas que estoy segura que te ayudarán a saber qué es lo que debes elegir. 

1. Sé tú misma (sed vosotros mismos)

Vas a hacerte una sesión de fotos, gracias a la que quieres tener un recuerdo para el futuro. Por eso debes elegir ropa con la que te reconozcas, no intentes imitar el estilo de nadie, ya que cuando veas las fotos, te sentirás disfrazada.

2. Siéntete bella, porque lo eres

Saca del armario esas prendas que te hagan sentir bella, aquellas con las que te encanta mirarte en el espejo. No hace falta que sea el vestido que te pusiste para la boda de tu mejor amiga… ¿o sí? Tú decides, es tu sesión de fotos y eres tú la protagonista.

Eres bella, así que escoge la ropa con la que te ves especialmente radiante porque te aportará mucha seguridad a la hora de ponerte frente a la cámara.

3. Busca comodidad

Para poder mostrarte natural en las fotos, debes sentirte cómoda y saber que puedes olvidarte de la ropa que llevas. Si estás pendiente de si se te sube o se te baja mucho la camiseta, o de si se te arruga o mancha la falda, seguramente no podrás disfrutar de la sesión de fotos y eso se transmitirá en el resultado.

4. Evita usar atrezo

A mí también me gusta verme con gafas de sol o sombrero, pero cuando usamos este tipo de objetos, se pierde parte de la esencia de nosotras mismas, se oculta parte de nuestra personalidad. Si te apetece usarlos, se puede reservar un tiempo al final de la sesión para hacer algunas fotos con gafas o sombrero, pero recuerda que tú eres bella tal y como eres, el atrezo es solo decoración.

5. Ropa sin letreros o dibujos grandes

Este consejo va dedicado principalmente a la ropa de los niños: si se ponen una camiseta con letreros o dibujos grandes (imagínate: un gran dinosaurio), la atención se desviará del sujeto principal que sois vosotros hacia la camiseta.

6. Ropa que coordine entre sí

Cuando sois varios los que vais a participar en la sesión, no es necesario que vayáis todos iguales (por ejemplo, todos de blanco por arriba y vaqueros por abajo, que se ve mucho como imagen de familia feliz), sino que queda muy bonito combinar los colores de todos de modo que haya homogeneidad y disparidad a la vez. 

Si no estás segura de cómo quedaréis, vestios todos y poneos en frente del espejo, ¿te gusta lo que ves?

Si es que sí, ¡ya estáis listos para vuestra sesión de fotos!

La luz en otoño es especialmente bonita y yo estoy deseando conoceros, ¿cuándo nos vemos? 😉 

Un abrazo y gracias por acompañarme, 

Marta

 

Puedes suscribirte a mi blog y así te mantendré informada sobre artículos que escribo, sorteos, promociones o juegos que te puedan interesar. 

Lo que aprendí con Entre Fotos y Relatos en Agosto

Durante el juego Entre Fotos y Relatos en Agosto me habéis escrito muchas diciendo que os lo habéis pasado bien, que habéis aprendido cosas. Y yo, además de disfrutar muchísimo haciéndome autorretratos, también he aprendido varias cosas que me apetece compartir contigo, para que veas que yo también he tenido mis momentos de bajón durante el juego, porque todos tenemos momentos de mayor y menor creatividad y perfeccionismo:

ME CUESTA TERMINAR LAS COSAS. Cada día del reto yo te escribía un email. Seguro que sabes que estaba programado, porque yo a las 7 de la mañana no me he levantado ni un solo día este verano 🙂 Bueno, pues cuando me puse a programar esos correos me dejé los últimos dos días por escribir, en parte porque quería escribirlos más cerca del fin del juego, y en mayor parte porque cuando veo que estoy a punto de terminar algo, ¡lo dejo a medias! 

También me pasa en otras facetas de mi vida, por ejemplo, cuando voy a comprar algún vuelo: miro bien todas las posibilidades, compruebo fechas, destinos, etc. Y cuando ya tengo la que parece la mejor opción, en lugar de comprarlo, ¡espero! Quizás porque pienso que bajará de precio o porque igual nos sale algún plan que nos impida ir… Pero lo normal es que termine comprando esos vuelos que ya tenía mirados y encima algo más caros y dedicándole más tiempo todavía al inicialmente previsto. Últimamente ya me veo venir e intento ir cerrando las cosas conforme las voy haciendo. 

ME CUESTA PUBLICAR. A veces pienso demasiado si publicar mis fotos en instagram o no. Cuando esto pasa, normalmente no publico, a no ser que de verdad tenga un motivo de “fuerza mayor”, como el juego de agosto. Detrás de esto se esconde el miedo a no ser suficiente, el miedo a mostrarme tal y como soy, a mostrar lo que me gusta. 

HECHO ANTES QUE PERFECTO. Detrás de los puntos anteriores lo que hay es búsqueda de perfección: quiero escribiros el email con el mejor texto posible (por supuesto sin faltas de ortografía), quiero comprar los vuelos más baratos y/o a la mejor hora y/o al mejor destino posibles, quiero publicar solo aquello que me parezca perfecto, cuando lo verdaderamente importante, dentro de unos mínimos, es hacer las cosas.

YO NO SOY PERFECCIONISTA (zasca de la vida para mí). Durante 34 años he negado rotundamente ser perfeccionista. Y cuál es mi sorpresa cuando empiezo mi camino profesional en la fotografía que sí que busco mi perfección. Y cuanto más avanzo, más me doy cuenta de que intento ser perfecta en muchos aspectos, ¡y esto no es posible! Cada día durante el juego de agosto intentaba tener la mejor foto (para mí, claro, que cada persona tiene un gusto distinto). Lo bueno es que, al estar obligada a publicar cada día, he vencido la perfección, he cerrado los ojos y le he dado al botón de publicar. Y, curiosamente, a veces mis fotos han tenido mejor acogida de la que yo me esperaba. 

Y ahora que lees estas líneas quizás te preguntes si me cuesta también escribir por aquí. Y te digo que sí, que quiero escribir sobre temas interesantes para ti, por lo que si me cuentas sobre qué te gustaría que hablara, sería un poquito más fácil para mí sentarme frente al documento en blanco 🙂

Por último, te dejo con mis 31 autorretratos para el reto de agosto. 

Los temas fueron: agua, rocas, sombrero, fruta, pelota, palmera, abanico, refresco, castillo, piscina, siesta, sombra, azul, bicho, playa, pie, salpicar, atardecer, buceo, amigos, gafas de sol, reloj, periódico, vestido, helado, hielo, toalla, chanclas, bikini, libro, fin. 

Si quieres saber por qué aparezco en casi todas con vestido, puedes averiguarlo en este otro artículo

Un abrazo y ¡gracias por acompañarme!

Marta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies