Aspectos a tener en cuenta para una sesión de fotos

Cuando ves lo bonitas que son las fotos de los demás, quizás a ti te entra la duda: ¿saldremos nosotros así de bien? Y yo te digo: ¡claro que sí! 

Para eso, vamos a tener en cuenta algunos aspectos para conseguir entre todos que esta experiencia sea satisfactoria.

Lo principal: disfrutar del tiempo en familia

Lo mejor del tipo de fotografía que yo hago es que capturo vuestra esencia como familia y la conexión que hay entre vosotros, de este modo no tenéis que preocuparos por mantener ciertas poses, sino que ¡sólo tenéis que tratar de relajaros y disfrutar del tiempo en familia! Esto suena fácil, ¿verdad?

¿Dónde realizamos la sesión: dentro o fuera de casa?

Yo trabajo solo con luz natural (sin flash), así que necesito que haya suficiente luz. Dentro de casa se puede realizar una sesión muy íntima, si eso es lo que queréis. Lo que necesitaremos es un espacio amplio, despejado con una buena ventana. Si no estás segura de tener un espacio así, lo mejor es que lo hablemos antes de realizar la sesión. 

Fuera de casa siempre vamos a tener buenas condiciones lumínicas, así que lo que queda por saber es si preferís hacer las fotos en el monte, en la playa o en medio de la ciudad. Yo te puedo proponer algunos sitios donde ya he estado haciendo fotos, pero estoy abierta a sugerencias.

Fotografías realizadas dentro de casas

¿Qué ropa me pongo?

No te puedo contestar exactamente, yo sé lo que me gusta a mí y cómo yo me veo más favorecida, pero no sé qué os gusta a vosotros. Lo que sí puedo hacer es daros algunas pautas para que la elección sea más fácil.

Ponte algo con lo que estés cómoda y te sientas segura

Si no estás cómoda con la ropa que llevas, no podrás disfrutar y se notará en las fotos. Ten en cuenta también el tiempo que va a hacer y elige en base a ello. Si hace mucho calor, vestios lo más frescos posible. Y si crees que puede refrescar, siempre puedes llevar varias capas.

Evita dibujos grandes y palabras

Llevar ropa con estos estampados puede desviar la atención de lo más importante, que sois tú y tu familia. 

Coordinados mejor que iguales

Piensa en qué te vas a poner tú (por ejemplo) y combinad el resto de ropa, que «todo pegue sin que se mate».

Planifica los cambios bruscos de estilo

Si vas a cortarte el pelo o vas a tintártelo de alguna forma o algún color que nunca antes hayas probado, mejor lo planificas bastante antes de la sesión de fotos o lo dejas para después. Si el corte o el color no son lo que tú esperabas, seguramente tampoco te gustarás cuando veas las fotos.

Puedes coger ideas de internet/Pinterest

Solo coger ideas, no tienes que comprar nada ni imitar el look de nadie que encuentres. Sé tú misma y estarás preciosa.

¿Qué consideraciones debo tener con los niños antes de la sesión?

Es muy importante contarles lo que va a suceder: que vais a pasar un rato en familia mientras una amiga os hace fotos. 

 

Es conveniente que estés relajada, porque si estás nerviosa se lo transmites a los niños. Debes saber que yo iré guiando a vuestros hijos y que me iré adaptando a la naturaleza y al estado de cada niño. Además de que no voy buscando necesariamente sonrisas. Si es un niño al que le guste correr, le pediré que corra hasta vosotros y os abrace. Si en algún momento el niño se pone a llorar, que así sea, forma parte también de nuestra naturaleza de personas y podréis tener fotos muy tiernas de cómo consoláis a vuestro hijo.

Si hay algo que creas que yo (o el fotógrafo que contrates) deba saber antes de la sesión, díselo. A veces la información por adelantado nos ayuda mucho a planificar una sesión y que discurra sin incidentes. 

Después de lo que has leído, ¿te apetece que retrate a tu familia? ¡Puedes contactarme aquí mismo!

Ir a: índice del blog