Tres razones para hacerte fotos embarazada

Hace poco estaba en la cocina con mi madre y mi abuela contándole a mi madre que iba a hacer unas fotos a una mujer embarazada. Mi abuela, que yo pensaba que estaba concentrada en su café más que en su merienda, dijo: ¿que hay una mujer que quiere hacerse fotos estando gorda? Hay que ver que hay gustos para todo… Yo no entendía nada, pero mi madre le contestó: es que no hay que pensar que estás gorda, sino que estás creando una vida dentro de ti. 

Al escuchar el comentario de mi madre, entonces lo entendí. Mi abuela no debía de verse bien estando embarazada. Y claro, es que durante el embarazo nuestro cuerpo cambia ¡mucho! Para algunas mujeres, los meses de embarazo son mágicos, transformadores y muy significativos, pero hay otras mujeres que no los disfrutan porque no se ven bien o no se encuentran bien. 

Por eso, hay mujeres que tienen muchas dudas, o incluso ni se plantearían, ponerse en frente de una cámara cuando están embarazadas (como le habría pasado a mi abuela si alguien se lo hubiera propuesto). 

Sin embargo, quiero darte tres razones por las que pienso que deberías hacerte fotos mientras estás embarazada

Tu cuerpo está haciendo un trabajo maravilloso

¡Tu cuerpo está creando a otro ser humano! Tu corazón, literalmente, está bombeando para dos. Tienes un cuerpo maravilloso capaz de darte vida a ti y al pequeño ser que está creciendo dentro de ti. Pienso que es un homenaje enorme a tu cuerpo y a ti misma hacerte fotos mientras estás haciendo este trabajo tan poderoso.

Tu familia va a cambiar

Da igual que sea tu primer bebé o el quinto. Da igual si ya tienes un hijo mascota. Este bebé lo va a cambiar TODO. Por eso es muy especial fotografiar cómo es tu familia AHORA, justo antes de que todo cambie. Que por supuesto los cambios van a ser a mejor, pero tal y como sois ahora es perfecto y especial, y por eso sería muy bonito tener el recuerdo de cómo érais justo antes de que llegara el nuevo bebé.

Fotografía de una pareja con su perro. La mujer está embarazada, de pie y de perfil. El hombre está arrodillado de perfil. En sus brazos tiene cogido a su perro, quien a su vez descansa su cabeza encima de la barriga de la mujer. La mujer está acariciando la cabeza del perro. Ambos miran a su perro con mucha ternura

Te olvidarás de cómo es estar embarazada

Mis hijas tienen ahora 6 y 3 años (en 2019) y ya he olvidado gran parte de lo que sentía cuando estaba embarazada. Sin embargo, hace poco encontré una foto en la que mi marido le está dando un beso a mi barriga embarazada de mi primera hija y, de repente, ¡sentí esa sensación! como si me hubiera dado el beso en ese mismo momento. ¡Fue alucinante poder recordar una sensación tan particular a través de una fotografía! Así que, aunque no estés entusiasmada por estar embarazada, seguro que sí querrás recordar cómo era cuando le cuentes a tu hijo que tú lo creaste. Y a él le gustará mucho verte cuando estaba dentro de tu barriga porque a los niños les parece un milagro (y a mí también, dicho sea de paso).

Esta es la foto a la que me refiero con el texto. Hace 6 años y medio no sabía todo lo que sé ahora de fotografía, pero lo que me importa es lo que yo siento al ver esta foto. 

Y después de haberme leído, ¿te apetece ponerte delante de mi cámara? Si te animas, ¡aquí estoy!

Ir a: índice del blog