Sobre mí

¡Hola!

Soy Marta Ahijado, una persona como tú, que pierdo la noción del tiempo cuando tengo una cámara en mis manos y personas delante de mis ojos.
Creo que cada familia es única y perfecta tal y como es, con todas las emociones y personalidades de cada uno de los miembros de ella.
Sé que ponerse delante de una cámara puede ser difícil e intimidante, así que yo os ayudo a que lo difícil se convierta en juego y lo intimidante en divertido, de modo que las fotos que os entrego son el recuerdo de una actividad en familia.
Caminar, bailar, abrazaros, saltar, buscar flores o piedras, cantar son algunas de las cosas que os pido que hagáis juntos, porque moverse activa el cuerpo, lo desinhibe y le proporciona felicidad. Y mientras vosotros estáis ocupados en pasarlo bien, yo os fotografío.

 

 

 

Quiero retratar vuestra esencia, vuestra forma de ser, y hay dos mejores sitios para conseguirlo: en la naturaleza o en vuestra casa, dependiendo de las circunstancias de cada familia y del resultado que esperéis. La naturaleza es un sitio de conexión y expansión al mismo tiempo, que nos ofrece muchísima libertad como personas y en fotografía. Vuestra casa es vuestro sitio de confort, donde mejor se pueden capturar situaciones cotidianas y más íntimas. En ambos casos, aprovecho la luz natural, sin ningún tipo de artificio, solo mi cámara y yo porque me gusta mucho jugar con cada situación lumínica que me encuentro.

Como mamá que soy, para mí es fundamental conservar recuerdos de cómo somos nosotros individualmente y como familia, para eso contrato a una fotógrafa profesional al menos una vez al año, que sabe sacar nuestra esencia y nos ve desde su perspectiva artística.
¿Y tú, cuándo fue la última vez que te hiciste fotos en familia? ¡No esperes más, el tiempo pasa! Busca a tu fotógrafo ideal y llámalo. Y si has conectado con lo que yo te cuento, soy yo tu fotógrafa ideal, así que ¡contacta conmigo!